La mesa es el centro de atención de estas fiestas. Es el lugar donde nos encontramos con familiares y amigos para compartir una cena, esperar el brindis y pasar un gran momento festivo. Recibir a nuestros invitados en una mesa ambientada y decorada para la ocasión es buen detalle que refleja el espíritu navideño.



Por eso te enseñamos cómo, con pequeños objetos, vas a lograr convertir la mesa diaria en una gran mesa navideña:

- Como primer paso, podemos agregar un mantel estampado que sea la base de nuestra mesa navideña. Lo bueno es que podés conseguirlos con distintas tramas, colores y dibujos que se adecuen más a la estética que querés darle a la cena o que simplemente acompañe más el decorado del arbolito o el resto de la casa. También podés sumar servilletas que hagan juego.

- La velas son una gran opción para sumar al espíritu navideño que queremos darle a nuestra mesa. Además, vuelven más cálido y cercano el encuentro familiar. Podés conseguirlas en distintos colores, formas y con distintos decorados.

- Por otro lado, podés cambiar la vajilla por opciones más representativas para este evento. Jugar con platos de colores rojos, verdes y blancos o sumar una vajilla clásica con alguna textura que acompañe el resto de la mesa.

Copyright © La Anónima 2018. Todos los derechos reservados. Política de privacidad.