Cabañas Micó

Productores Regionales

Cabañas Micó

No puedo dejar de mencionar la invalorable y desinteresada ayuda que nos dio La Anónima en uno de los tantos momentos difíciles que nos ha tocado vivir en nuestro querido país, además de la posibilidad de elaborarle nuestras confituras con la marca propia.

“Hacer una evaluación en cuanto a la relación comercial con La Anónima, me significa no solo una satisfacción, sino recordar nuestros duros comienzos al venir a vivir a El Bolsón con toda mi familia (mi esposa y mis cuatro pequeños hijos en esos ya lejanos 25 años).

Arrancar de cero en una actividad primaria tan difícil como la producción de frutillas, alejados de los grandes mercados significó tener que buscar dónde colocar nuestras cosechas, y allí apareció en nuestro camino el gerente en ese entonces de la ciudad de La Anónima en Bariloche dándome la mano inicial gestionando la compra de nuestras frutillas.

 

Con el tiempo anexamos a nuestra actividad primaria una pequeña fábrica de dulces artesanales, empezando a “revolver las cacerolas”, allá lejos en 1987.

Obviamente, recurrimos en Bs. As. a las oficinas centrales de La Anónima con los miedos lógicos de los pequeños productores y nos llevamos la sorpresa de que me atendió personalmente el director de compras con especial cordialidad, atención y simplificando todos los trámites de incorporación de nuestros productos a tan importante cadena de supermercados.

 

Con el correr del tiempo tuve la suerte de ir conociendo a muchos gerentes, empleados de distintas sucursales y de la administración de Bs. As. y la gran satisfacción de poder conocer al Presidente y nieto de los fundadores de La Anónima, factótum de esta gran empresa.

No tengo dudas al manifestar que se nota el cumplimiento de los preceptos de la misión que tiene esta empresa, en todas las áreas que me ha tocado relacionarme, fundamentalmente en el respeto por el proveedor, cumplimiento de todo lo pactado y sumando a todo eso el trato cordial.

 

El habernos relacionado con esta empresa nos ha permitido crecer y hoy podemos decir con orgullo que de los comienzos de las “cacerolas” hemos pasado a tener un establecimiento modelo para la Patagonia, con las más modernas tecnologías en cada proceso, primero y único en nuestro rubro en el país en certificar BPM norma 14.102 del IRAM. De las 2 personas que comenzamos en el lejano 1987 (mi esposa y yo) hoy estamos involucrados de alguna forma 60 personas permanentes, más las eventuales por temporada y los 200 productores de la zona que nos proveen frutas.

 

No puedo dejar de mencionar la invalorable y desinteresada ayuda que nos dio La Anónima en uno de los tantos momentos difíciles que nos ha tocado vivir en nuestro querido país, además de la posibilidad de elaborarle nuestras confituras con la marca propia.

Además de todo lo descripto, hoy estamos exportando regularmente a Brasil y Panamá, además de haber tenido otros intentos a distintos países. No dudo en decir que mucho tuvo que ver en el proceso de crecimiento, la relación comercial con la cadena de supermercados líder en la Patagonia.

Todo eso nos hace sentir que somos parte de La Anónima, y otra sería la realidad de los pequeños productores del interior si las políticas de las grandes cadenas de supermercados existentes en el país aplicaran las mismas actitudes que las de La Anónima.”

 

Roberto Milohanich

Presidente "Cabaña Micó s.a."

Elegí tu localidad para ofrecerte promociones y beneficios especiales para vos

ENCONTRAR MI UBICACIÓN

O INGRESA LA CIUDAD MANUALMENTE

Por favor eliga su provincia y ciudad